CASAS RURAIS RECOMENDADAS em Belmonte de Miranda

Agroturismo La Casona de Belmonte

Hoteles Rurales

Agroturismo La Casona de Belmonte

Belmonte de Miranda (Asturias) España

Información general:

Belmonte de Miranda es un concejo (Municipio) del Principado de Asturias. Limita al norte con Salas, al este con Grado, al sur con Somiedo y Teverga y al oeste con Tineo. La capital de este concejo es Belmonte que se halla a 200 metros sobre el nivel del mar, aunque su territorio supera en un 70%, la media de 800 metros. Tiene una extensión de 208 km². La AS-227 cruza longitudinalmente todo el sector occidental, y es su principal vía de comunicación. Este concejo está a 56 kilómetros de la capital de Asturias, y cuenta con una población de alrededor de 2.000 habitantes.
Llamoso es una pedanía de Belmonte de Miranda.


Casa de la Pontiga

Iglesia de San Bartolomé, del siglo XVII.

Historia:

La historia del Concejo se remonta a la Edad del Bronce, así lo prueban algunos vestigios históricos, como el descubierto en 1957 el llamado «ídolo de Llamoso», una de las primeras muestras de arte prehistórico de la región.
Hay una calzada romana que unía Asturias con la Meseta, fue anteriormente una vía natural, ya utilizada por los astures. Esta vía fue él más importante cruce de cultura, por ahí pasaron: centurias romanas, huestes árabes, peregrinación jacobea, etc.
La historia de este concejo está unida a la construcción de un monasterio, La Villa Lapideum, fundado por la reina Velasquita esposa del rey Bermudo II de León, que reunió en una sola propiedad varias dispersas. Bermudo III Permutó esta propiedad con los Condes Pelayo Froilaz e Idontio Ordoniz, por otra de éstos que estaba en Galicia. Dichos condes fundaron un monasterio, pero sus descendientes disgregaron el patrimonio, que más tarde sus herederos lo aumentarían y simultáneamente el Rey Alfonso VII lo puso bajo su protección acrecentando aún más su patrimonio y consolidándolo como señorío territorial y jurisdiccional.
Históricamente, está formado por las antiguas tierras que constituían el concejo de realengo de Miranda y el Coto Abacial de Belmonte que, incrustado en tales territorios, los dividía en dos: Miranda la Baja y Miranda la Alta. Hasta principios del s. XIX existían, dentro de lo que actualmente es este término municipal, dos territorios o jurisdicciones distintos —que se unieron siguiendo los preceptos de la Constitución de 1812—: la del concejo de Miranda, con capital en Leiguarda y luego en Selviella, y el Coto Abacial de Belmonte, con capitalidad en lo que primero se llamó Santa María de Lapedo. Las gentes que estaban en las tierras monásticas vivían bajo una férrea jurisdicción de los abades, mientras que los de Miranda, tenían representantes propios en la Junta General del Principado. En 1.827 el coto pasa a ser por decreto agregado al concejo de Miranda, al ser la villa de Belmonte más importante y estar mejor situada, estableciéndose en ella la cabeza del partido judicial. En 1834, Belmonte se convirtió en la capital, dando su nombre al municipio.
La historia de este concejo permanece unida al monasterio hasta el siglo XIX, monopolizando los monjes, no sólo tierras sino también sojuzgando a sus habitantes, dándose el caso de que sus colonos no podían contraer matrimonio sin el permiso de los abades. Esta férrea actitud se acabó, con el decreto de la desamortización de Mendizábal, que hizo que la revancha de los campesinos fuera rápida y se apresuraron a no dejar piedra sobre piedra del convento de Lapedo.
En aquellas circunstancias muy pocas familias eran libres y las que eran pertenecían a la nobleza secundaria. El mayor colectivo lo constituían, los vaqueiros de alzada, a quienes los propietarios cedían la explotación de pastos y rebaños, que fueron ascendiendo progresivamente a la condición de propietarios de rebaños, más que de tierras, sobre todo por que los pastos adquirieron propiedad comunal, al subir todos a los mismos pastos de la montaña.
Destacar en la decada de los sesenta la construcción por Hidroeléctrica del Cantábrico del Salto de Miranda, que dio al concejo una época de bonanza, recordada como "la época de las obras", ya que fue tal la cantidad de puestos de trabajo, más de 1.800 que llegaron de todas partes de Asturias.


Iglesia de Quintana.

Ruinas de la Capilla del Llano en Oviñana

Lugares de Interés:

Los restos arqueológicos prerrománicos, romanos y medievales son señal de un rico pasado. Posiblemente los restos romanos más populares sean: la Calzada Romana y la Mina de Oro. La Calzada Romana o Camín Real de la Mesa era una vía de acceso a Asturias desde la Meseta en tiempos romanos y musulmanes; también a destacar la fragua romana de El Machuco. Ya en la Edad Moderna, destacan entre otros monumentos:
· La Iglesia de San Martín de Leiguarda, del siglo XV.
· La Torre de San Martín de Ondes, del siglo XI.
· La Casa de Bello, del siglo XVII.
· Iglesia de San Bartolomé, del siglo XVII.
· Iglesia parroquial de Quintana.
· La Iglesia de San Andrés de Agüera, del siglo XVIII (gótico-barroco).
· La Casa-Palacio de Cienfuegos en Agüerina, del siglo XVII, declarada Bien de Interés Cultural.


Vistas del pueblo de Llamoso.

Gastronomía:

La gastronomia belmontina es el resultado de una buena combinacion de recetas, que van desde la elaboracion de primeros platos de sabor tradicional, como los potajes de berzas, la fabada asturiana, los arbejos con jamon, hasta las tiernas carnes de ternera roxa de de la zona, las truchas y el salmon de nuestros rios, no dejar de mencionas el plato estrella: el cabrito. Sin olvidar, los embutidos artesanos, la caza , acompañado todo ello con un producto el ancestral el pan de escanda, variedad de trigo propia de terrenos fríos y pobres, de gran consistencia y sabor. Y para rematar el menu unos esquisitos borrachinos, frixuelos o un arroz con leche.

Rutas:

· RUTA VAQUEIRA DE BELMONTE.
· RUTA DE LA CASTAÑAL - CAMINO REAL DE LA MESA: Es una antigua vía de penetración en Asturias desde tierras castellanas. Utilizada por romanos y por musulmanes, recorre el Concejo, de Sur a Norte, discurriendo siempre por cumbres y cordales sin apenas desniveles, para presentar las más insólitas panorámicas. El acceso se puede realizar desde Las Cruces en el Norte, San Martín de Ondes en el centro del Concejo, y Montovo al Sur. Su recorrido por la Corredoria, el alto del Mouro y Cueiro y la posibilidad de coronar cimas como el Cervera, Porcabeza (Peñas Negras) o el Monegro, se puede realizar con sorprendente comodidad.
La Castañal se inicia en Belmonte y por la margen derecha del Pigüeña, hacia el Sur, pasando por la Castañal y las fuentes del Oso y de Santa Icia, alcanza Ondes para llegar a San Martín de Ondes desde donde enlaza con el Camín Real de la Mesa.
· RUTA SALMONES ARRIBA: Saliendo de Pumarada recorre por la margen derecha del rio Narcea los cinco pozos salmoneros, para continuar por el río Pigüeña y, tras superar el puente de San Martín, en Selviella, se tendrá la oportunidad de contemplar, a traves de cristaleras, la subida estacional del Salmón. Se podrá disfrutar de una nueva área de recreo, antes de finalizar el camino en Belmonte.

Mapa

Powered By Subgurim(http://googlemaps.subgurim.net).Google Maps ASP.NET

CASAS RURAIS RECOMENDADAS em Asturias

Hoteles Rurales
HR.2361.AS
Belmonte de Miranda (Asturias)
5
12
« Voltar