Casas Rurales recomendadas

Casa Rural Santa Escolástica

Casas rurales

Casa Rural Santa Escolástica

Sepulveda (Segovia) España

Información general:

El municipio de Sepulveda pertenece a la provincia de Segovia, en Castilla y León, España. Este municipio incluye nucleos de población de Aldehuelas de Sepúlveda, Castrillo de Sepúlveda, Consuegra de Murera, Duratón, Hinojosas del Cerro, Perorrubio, Sepúlveda (capital del municipio), Tanarro, Vellosillo, Villar de Sobrepeña y Villaseca.
Es una villa de origen antiquísimo, Sepúlveda es uno de los lugares con más encanto de la provincia de Segovia. Situada sobre una gigantesca peña ha sido durante siglos parte fundamental en la historia de Castilla, con una incomparable belleza arquitectónica donde destacan sus múltiples muestras del arte románico como las iglesias del Salvador, Virgen de la Peña, Santos Justo y Pastor, etc, además paseando por sus calles se pueden observar rincones donde se ha detenido el tiempo.
Gastronomía de Sepúlveda:La gastronomía de Sepúlveda se encuentra centrada en el famoso cordero asado en horno de leña, que toma su sabor de las hierbas aromáticas que son su alimento, y en la tradicional cocina castellana, junto con una bollería y repostería tradicional.
No podemos abandonar Sepúlveda sin degustar su gastronomía en donde el asado adquiere la categoría de arte.
Como lugar de interés que abarca parte del término municipal se encuentra el Parque Natural de las Hoces del Rio Duratón.
· Ayuntamiento de Sepúlveda: Plaza del Trigo, 6 · 40300 Sepúlveda Tlf.: 921 540 237 · Fax: 921 540 810 info@sepulveda.es · www.sepulveda.es
· Oficina de Turismo de Sepúlveda / Museo de los Fueros: C/ Santos Justo y Pastor, 8 · 40300 Sepúlveda Tlf.: 921 540 425 · Fax: 921 540 810 turismo@sepulveda.es · www.sepulveda.es mueso@museodelosfueros.es · www.museodelosfueros.es


Hoces del Río Duratón.

Vistas de Sepúlveda.

Historia:

En la Edad de Hierro, Sepúlveda surge como un castro céltico de la tribu de los arévacos. En la época romana, los restos encontrados en Duratón en 1791 y 1949 la muestran con una vida amplia y relacionada con el exterior, y un estatuto jurídico de municipio.
De la época visigótica es la Necrópolis excavada en Duratón (Pueblo Agregado o barrio de Sepúlveda), con 666 sepulturas con ajuares casi totalmente germánicos. La primera mención histórica de la villa de Sepúlveda aparece en la “Crónica de Alfonso III”, como uno de los lugares que fueron despoblados en las correrías de Alfonso I, aunque quedó una población rural en torno suyo.
Su repoblación por Fernán González en el año 940 representó un audaz avance hacia el sur, más allá del Duero. El Abad de Arlanza, Fray Gonzalo de Arredondo, nos cuenta su leyenda heroica, con la lucha cuerpo a cuerpo entre el Conde de Castilla y el Alcaide moro Abubad, a quien Fernán González cortó la cabeza, que hoy está esculpida en la fachada de una de las casas blasonadas de la villa, llamada precisamente “La Casa del Moro”. Almanzor fracasó en su tentativa de ganar la villa el año 979, pero lo consiguió el 984 o el 986, volviendo a recuperarla definitivamente Sancho García, nieto de Fernán González, en el año 1010.
El Fuero de Sepúlveda: El mismo Conde de Castilla, Fernán González, para atraer pobladores que desafiaran la peligrosidad de este lugar de frontera, concedió a la villa de Sepúlveda su Fuero, que sus sucesores fueron confirmando. Su texto más antiguo que nos ha llegado, del año 1076, es el latino de Alfonso VI, su repoblador definitivo.
El Fuero de Sepúlveda encarnaba el Derecho en la Extremadura Castellana, y en torno a él se fue formando un cuerpo legal más extenso, en castellano ya, que fue codificado en el año 1300. Su difusión fue muy extensa, siendo concedido a Zaragoza y Teruel y, a partir de Uclés, a muchas poblaciones de la Orden de Santiago. El término delimitado por el Fuero es el origen de la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, que aún existe, y que comprende 39 pueblos y más de 11.000 habitantes.
En el año 1111, en el Campo de la Espina o Candespina, hoy Fresno de Cantespino, Alfonso I de Aragón y el Conde Enrique de Portugal vencieron a la mujer del primero, Dª Urraca. El evento fue trascendente para la independencia portuguesa, y como consecuencia del mismo Sepúlveda estuvo algún tiempo bajo dominio aragonés.
En el año 1468 se expulsa de la villa a los judíos; y en 1472 se reconoce la soberanía de los futuros Reyes Católicos, impidiendo por dos veces y por la fuerza la entrada de Enrique IV en el municipio. Durante la Guerra de la Independencia, el Empecinado realizó incursiones por la zona, teniendo sus cuarteles en las cuevas del Cañón del Duratón.

Lugares de Interés:

· Ruinas del Monasterio de Nuestra Señora de los Angeles de la Hoz: fue fundado en 1231 por monjes franciscanos en el lugar donde dice la tradición que Nª Sª de los Angeles se apareció a un pastor llamado Pedro. El antiguo monasterio se derrumbo en 1492, salvo la iglesia, donde la comunidad estaba rezando maitines. Hacia 1565 fue visitado por el rey Felipe II el cual impulso las obras de reconstrucción, con la desamortización de Mendizabal el monasterio fue abandonado y en la actualidad solo quedan las ruinas, a las cuales solo se puede acceder a través de las aguas del pantano de Burgomillodo, respetando las restricciones que impone su situación dentro de la Zona de Reserva.
· Ermita de San Frutos: desde donde las hoces del Duratón se contemplan en toda su extensión.
· Castillo de Castilnovo.
· Iglesia de Duratón.
· Casa del Parque de las Hoces del río Duratón: Ubicada en la iglesia de Santiago de una sola nave rectangular, tiene un ábside de cuarto de esfera de estilo mozárabe, de ladrillo con doble arquería y figuras geométricas, que es único en Sepúlveda. Cuenta con una cripta subterránea, posiblemente resto de una primitiva iglesia, en donde se encuentran una serie de tumbas antropomorfas excavadas en la roca que podrían datar del siglo X. Telf.: 921 540 586
· Castillo y murallas: El castillo, fuera de las murallas de la villa, es uno de los lados menores de la Plaza Mayor. Adosado a la parte inferior de sus torreones un edificio del siglo XVIII, con balconada corrida, soporta el “Reloj de la Plaza”. En este edificio se realizan actualmente exposiciones culturales; y desde su balconada se lanza el Chupinazo anunciador del inicio de las Fiestas de Toros. Las murallas se pueden seguir en algunas zonas, como en el tramo llamado Trascastillo, recientemente restaurado, y en la zona del Postiguillo y conservan alguna de sus Siete Puertas que, según se cree, dieron nombre a la villa. A la entrada de la calle que lleva al Santuario de Nuestra Señora de la Peña se encuentra la llamada Puerta del Ecce Homo. A las afueras, camino del Parque Natural de las Hoces del río Duratón, se observan los restos de la Puerta de la Fuerza, de donde parte una calzada romana que desemboca en el puente romano de Talcano. En el barrio de San Esteban se encuentra la Puerta del Río, junto a la hornacina de la Virgen de las Pucherillas.
· El Museo de los Fueros: Ubicado en la iglesia románica de los Santos Justo y Pastor, de los s. XII y XIII. Declarada Monumento Nacional desde 1931. Está situada intramuros, es decir, dentro de la muralla que protegía Sepúlveda, tras la Puerta del Azogue, palabra que quiere decir mercado, por lo que posiblemente en sus proximidades se desarrollaría el mercado semanal. Por su emplazamiento y magnitud, debió ser una de las iglesias más importantes de Sepúlveda, que llegó a contar con quince parroquias, en la época en la que ésta se alzaba. Actualmente se ha dispuesto un recorrido temático que tiene los siguientes capítulos: la historia de Sepúlveda; Patronazgo y Mecenazgo; los Fueros en la Edad Media; los hombres del Fuero: los caballeros, el clero y el pueblo llano; la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda; el fuero de Sepúlveda y la iglesia de los santos Justo y Pastor. En las tres naves del templo, su coro alto y su singular cripta, se exponen esculturas, pinturas, documentos históricos y restos arqueológicos, todos ellos originales, relacionados con cada uno de los citados aspectos, abarcando una cronología comprendida entre los s. CCI y XVIII. Una serie de audiovisuales y paneles ilustrados, ayudan al visitante a conocer los aspectos básicos de cada uno de los temas tratados. Respecto al fuero de Sepúlveda, cabe recordar que fue concedido por Alfonso VI en 1076, siendo el primer fuero de Frontera en que se plasmó un nuevo modelo repoblador (de 1300 se conserva su versión extensa). En este importante documento quedan perfectamente establecido numerosos privilegios, exenciones tributarias y otras prerrogativas reales, cuya influencia se dejará sentir en otras normativas forales com las de Úcles (Cuenca), Roa (Burgos), Segura de León (Badajoz), Teruel, (Castellón),etc...
· Iglesia de El Salvador: Románica, del siglo XI (año 1093), tiene una sola nave de ábside semicircular. La torre se encuentra separada de la nave y se comunica con ella a través de un estrecho pasadizo abovedado. La nave, cubierta con bóveda de cañón, está dividida en tres tramos por arcos fajones apeados en pilastras. Adosadas a los muros tiene arcadas ciegas sobre columnas. Tiene un hermoso pórtico, con arcos agrupados por parejas, apoyándose cada uno separadamente en anchas pilastras y, al juntarse, en columnas comunes.
· Iglesia de Nuestra Señora La Virgen de La Peña: Románica, del siglo XII, su planta es idéntica a la de la iglesia de El Salvador, aunque el pórtico actual es casi todo del siglo XVI. Tiene nave alta, ábside al saliente y torre adosada. La característica más significativa del templo es el tímpano situado en la puerta de entrada, único en Segovia y en el románico segoviano.
El ábside es casi idéntico al de El Salvador, con columnas adosadas, arcos abocelados en sus vanos y una moldura ajedrezada que recorre todo el hemiciclo. La bóveda es de sillar de medio cañón, con arcos ciegos a uno y otro lado, sobre los que corre la cornisa que sirve de apoyo a la bóveda, sustentada por impostas columnares de triple fuste. En esta iglesia se encuentra la imagen de la patrona de la villa y su tierra, Ntra. Sra. de la Peña, talla en madera policromada del siglo XII, que representa a la Virgen sentada con el Niño en brazos. Una artística verja de hierro separa el altar mayor de la nave.
· Iglesia de San Bartolomé: Románica, de los siglos XI-XII, posee una sola nave con dos capillas que forman crucero y cubierta de madera. La torre, de sillería, está adosada a la iglesia. Merece la pena destacarse la escalinata de piedra, presidida por un bello crucero renacentista, que da acceso al pórtico del templo.

Rutas:

Desde la Puerta del Ecce Homo y camino de la Virgen de la Peña se encuentran algunas de las mejores casas blasonadas de la villa. Frente al Museo de los Fueros se encuentra la Casa de los Proaños o “Casa del Moro”, que ostenta en la parte superior de su fachada una cabeza de moro, según la tradición la del Alcaide moro muerto por Fernán González. Frente a esta casa se encuentra un bello jardín román-tico.
Un poco más adelante se localiza la Casa de las Conchas, con un balcón rodeado de escudos y conchas talladas en la fachada. Desde los jardines de Trascastillo hasta la casa del parque (iglesia de Santiago) nos encontramos la entrada de la casa solariega de los González de Sepúlveda, cuya fachada posterior es el castillo. Siguiendo esta calle se encuentra la casa del Conde de Sepúlveda (título creado por la Reina Isabel II), con un balcón-retablo heráldico sostenido por cariátides que tiene diversos elementos arquitectónicos y decorativos.
Un poco más adelante se encuentran unos arcos apuntados de ladrillo que se cree daban acceso al barrio de la Judería.
Frente a la iglesia de Santiago, una rampa desciende al barrio de San Esteban, antiguo barrio de la Morería, con restos de casonas de puertas románicas, algunas con blasones. Aquí se encuentra la Virgen de las Pucherillas, en una hornacina al lado de la Puerta del Río.

Fiestas Populares y Tradiciones:

· El Diablillo se celebra el día 23 de agosto, víspera de San Bartolomé, conmemora la victoria del Santo sobre el Diablo, al que hizo salir de una hoguera. Por ello, los “Diablillos”, ya de noche, salen de la hoguera y recorren la plaza haciendo correr a los niños.
· Fiestas de Toros: Se celebran el último fin de semana de agosto, soco-mo las fiestas de San Fermín de Castilla y León, y tienen gran raigambre en la zona. Los mozos de la villa se agrupan en peñas, localizadas en las típicas cuevas que tanto abundan en la localidad. El momento más importante de las fiestas es el encierro de las reses bravas que se lidiarán por la tarde, y que se corre todas las mañanas por las calles de la villa. Característico de estas fiestas es que no están dedicadas a ningún santo o devoción. Son totalmente populares “las Fiestas de los Toros”.
· San Miguel: Los días 29 y 30 de septiembre se celebra la fiesta de San Miguel y de Ntra. Sra. la Virgen de la Peña, patrona de la villa y de su Comunidad de Villa y Tierra, con diversos actos piadosos y ”Los Remates”, subasta de los regalos que los fieles donan a la Virgen.
· Cabalgata: Desde hace años se viene celebrando una fiesta que ya está tomando el carácter de tradición, la Cabalgata de Reyes, que tanta ilusión hace a los niños, con su comitiva de Reyes Magos, pajes, guardia hebrea, mayorettes y grandes muñecos.
· Misa de Minerva: Una tradición de gran belleza y que data de los tiempos medievales es la llamada Misa de Minerva, que la Cofradía del Señor celebra los terceros domingos de cada mes en la iglesia de El Salvador, en la que el Santísimo recorre solemnemente bajo palio el pórtico en procesión a los redobles del tambor, en una ceremonia llena de encanto y belleza.

Mapa

Powered By Subgurim(http://googlemaps.subgurim.net).Google Maps ASP.NET
Casas rurales
CRA-40/412-AT4031
Sepulveda (Segovia)
3+2+2
22
« Volver Atrás